Nº2: Ciencia, Tecnología y Sociedad

Los estudios sociales de la ciencia y la tecnología, o estudios sobre ciencia, tecnología y sociedad (CTS), constituyen un campo de trabajo en los ámbitos de la investigación académica, la educación y la política pública.

CTS se origina hace cuatro décadas a partir de nuevas corrientes de investigación en filosofía y sociología de la ciencia, y de un incremento en la sensibilidad social e institucional sobre la necesidad de una regulación democrática del cambio científico-tecnológico.

En este campo se trata de entender los aspectos sociales del fenómeno científico-tecnológico, tanto en lo que respecta a sus condicionantes sociales como en lo que atañe a sus consecuencias sociales y ambientales.

El enfoque general es de índole interdisciplinar, concurriendo en él disciplinas de las ciencias sociales y la investigación académica en humanidades como la filosofía y la historia de la ciencia y la tecnología, la sociología del conocimiento científico, la teoría de la educación y la economía del cambio técnico.

CTS define hoy un campo de trabajo bien consolidado institucionalmente en universidades, centros educativos y administraciones públicas de numerosos países iberoamericanos.

Los primeros acercamientos a CTS en la educación se produjeron, obviamente, en la enseñanza de las ciencias. Desde los primeros proyectos como SATIS, que arranca en 1984, a los últimos como los Contenedores para la Cultura Científica que empezó en 2009 hay un enorme abanico de acciones Educación CTS que ha tenido un gran impacto en muchos centros iberoamericanos.

Los primeros se han mostrado, y se muestran, muy potentes para lograr una enseñanza de las ciencias mucho más comprensible al adentrarse en los aspectos sociales de la ciencia escolar que incluso ha llegado a la matemática con el uso de la vida cotidiana para su mejor aprendizaje. En este campo destacamos, entre otros, los trabajos dedicados a la historia de la ciencia como todo lo relacionado con los temas ambientales.

La evolución que se presenta es la empezar con una vinculación cerrada a una disciplina curricular a una posibilidad de implantación en cualquier tipo de disciplina escolar. La interdisciplinariedad se muestra como uno de los aspectos más relevantes de la Educación CTS.

Desde el inicio la presencia de la tecnología ha ido creciendo en forma constante, pero en los últimos años se da al mismo tiempo una vertiginosa incorporación de más tecnologías en la vida de los ciudadanos y una casi imposibilidad de que un ciudadano pueda permanecer ajeno a los temas tecnológicos.

Uno de los ejemplos de lo anterior son las tecnologías digitales que, con una teórica función de facilitar las comunicaciones, los procesos y los accesos a fuentes de conocimiento, tienen otra cara en que al mismo tiempo se produce una exclusión social de los mayores con la digitalización de servicios básicos, una indefensión de la intimidad de los individuos y una proliferación de contenidos falsos con gran impacto en temas como la salud.

Extender la Educación CTS nos parece que es una necesidad de los sistemas educativos para que los ciudadanos que se formen en ellos sean competentes para afrontar los retos de la sociedad tecnológica y digital y por ello nuestro segundo número lo hemos querido dedicar a esta temática.

Terminamos con una cita de Carlos Osorio en la que se muestra la vinculación de las situaciones cotidianas a las actividades CTS en el aula:

“Los enfoques CTS no precisan hacer del currículo un asunto difícil y complejo para poder ser implementados. Se insertan subrepticiamente bajo modalidades tan accesibles como pueden ser pequeños debates, por ejemplo, sobre la contaminación atmosférica que impide ir a la escuela en ciertos días del año, o un análisis en clase sobre los efectos y las responsabilidades de los deslizamientos de las basuras y rellenos sanitarios de una ciudad, o la pérdida del empleo del padre de un alumno por el cierre de la fábrica al no poder competir con productos importados tras la globalización de los últimos años, etc. Tales injertos los puede hacer cualquier docente de secundaria siempre que quiera y se proponga estudiar un poco las interacciones entre la ciencia, la tecnología y la sociedad.”

Esperamos vuestros aportes.Próximamente se abrirá la posibilidad de enviar artículos para este número

ENVÍO

  • Formulario de envío de este número
  • El Formulario de envío de experiencias educativas se encuentra enlazado en la sección Publicar y es común para todos los números de la Revista
  • Revise la documentación que aparece a continuación para llevar a cabo el envío de forma correcta